Vecinos de poblaciones O’Higgins-Escudo y Bosques de San Francisco tienen sistema de alarma comunitaria

El municipio de Rancagua, a través de su Departamento de Seguridad Pública, está asesorando a las juntas de vecinos para que postulen y se adjudiquen los proyectos.

Los especialistas en el tema de seguridad indican que los sistemas de alerta comunitaria son uno de los más efectivos como herramienta de disuasión de la delincuencia. Por ello, el municipio de Rancagua, a través de su Departamento de Seguridad Pública está asesorando a juntas de vecinos para que postulen y se adjudiquen proyectos de instalación de estos sistemas de alerta comunitaria, financiados con el 2 por ciento de Cultura, Deporte y Seguridad del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, FNDR.

En la tarde del miércoles último se realizó la inauguración del proyecto de alarmas comunitarias en la población O’Higgins-Escudo, que significó una inversión cercana a los 10 millones de pesos y que beneficia a 280 familias del sector.

La ceremonia contó con la presencia del alcalde Eduardo Soto, el diputado Javier Macaya, los consejeros regionales Manuel Barrera y Cecilia Villalobos, dirigentes vecinales, vecinos y otros invitados.

Al intervenir en el acto, la presidenta de la junta de vecinos de la población O’Higgins-Escudo, Verónica Henríquez de la Fuente, indicó que ante el aumento de los robos en el sector, “con la directiva que presido decidimos postular el proyecto de alarmas comunitarias para las poblaciones O’Higgins y Escudo. Se inscribieron 280 vecinos y para elaborar el proyecto pedimos  ayuda a Juan Carlos Abud, jefe del Departamento de Seguridad del municipio; siendo Marcelo Berríos nuestro brazo derecho”.

La dirigente expresó sus agradecimientos al municipio, a los consejeros regionales Manuel Barrera y Cecilia Villalobos, y a German Muñoz, encargado de Seguridad Pública de la Intendencia. Al finalizar su discurso, señaló que las alarmas serán una herramienta importante para prevenir robos y hechos delictuales; subrayando que para que el proyecto funcione se requiere que los vecinos se unan y sean solidarios. Explicó que la alarma considera un sonido que es para pedir ayuda en caso de un hecho delictual y otro sonido que sirve para solicitar auxilio en una situación de emergencia de salud. Agregó que ya se ha utilizado la alarma y que los vecinos han acudido al llamado de ayuda. Preciso que se instalaron 48 cajas sonoras y se hizo entrega de 280 pulsadores o control remoto a los vecinos.

Intervino después el alcalde Eduardo Soto, quien resaltó que es importante que los vecinos enfrenten con unidad los problemas que los afectan, entre ellos la delincuencia. Añadió que el municipio está preocupado de esa problemática, impulsando iniciativas para tener barrios más seguros, mejorando la iluminación, ayudando a recuperar los espacios públicos, buscando soluciones al tema de los sitios eriazos, entre otras acciones.

Agregó que en los barrios no se puede contar con presencia policial en forma permanente, por lo que es importante tener vecinos dispuestos a ayudarse y enfrentar en conjunto el tema de la prevención de la delincuencia.

Luego de la presentación de los campeones de cueca, Marcelo Zamorano y María Isabel Molina; las autoridades y dirigentes vecinales procedieron a dar por inaugurado el proyecto, haciendo sonar las alarmas, en sus dos modalidades, para advertir de un hecho delictual y para pedir ayuda en caso de una emergencia.  

Días antes se realizó la inauguración del proyecto en la población Bosques de San Francisco Norte, que benefició a 215 vecinos. Ricardo Gutiérrez, presidente de la junta vecinal del sector, destacó la importancia de la iniciativa y agradeció el apoyo del municipio para la postulación del proyecto.

Llámenos

Central Teléfonica
800 20 90 90

Edificio Central

Plaza de los Heroes 445
(72) 2443500

Edificio Tomas Guaglén

Republica de Chile 592
(72) 2203300

Edificio DGA

Alameda esquina Viña del Mar
(72) 2443700